¿Qué es un comparador préstamos y cómo podría ayudarme ante un imprevisto?

Hoy en día hay múltiples páginas web en Internet en las que puedes comparar sobre un montón de productos y servicios. Las más conocidas suelen ser las de viajes y vuelos. Incluyes las características de lo que estás buscando y necesitas y en un instante te aparece un listado con todas las opciones y precios disponibles en el mercado acompañado del nombre de la compañía. De esta forma estás comparando qué billete de vuelo o qué hotel te sale más a cuenta para esas fechas y según la empresa que lo oferta. Una forma de tomar la decisión más acertada y no pagar de más.

Un comparador préstamos funciona de la misma manera. Es una página web que incluye un pequeño simulador en el que debes incluir la cantidad de dinero que necesitas y el periodo de tiempo por el que disfrutarás de él. Una vez hayas incluido estos datos, verás un listado de todas las compañías prestamistas que ofrecen ese tipo de préstamo, así como las características de cada una de ellas.

¿Tiene algún coste usar un comparador de préstamos?

En absoluto, el servicio es totalmente gratuito para todo el mundo que pueda acceder a la página web a través de Internet. Lo único que necesitas es contar con un dispositivo conectado a Internet, ya sea móvil, ordenador o tablet y acceder a la web del comparador de préstamos.

Una vez elijas el préstamo más adecuado a tus necesidades, entonces sí que tendrás que tener en cuenta que solicitar un préstamo sí que conlleva un coste en intereses. No obstante, para primeros clientes hay muchas compañías que ofrecen ofertas de préstamos gratuitos. Esta información la puedes encontrar también en el comparador.

¿Cómo puede ayudarme el comparador préstamos ante un imprevisto económico?

Antes o después, imprevistos económicos tenemos todos. Es muy probable que un mes venga una factura inesperada, tengas que hacer un arreglo en casa con el que no contabas o te surja un gasto extra que no te viene del todo bien. En situaciones de este tipo, un préstamo de dinero rápido puede ser tu salvación, sobre todo si no sueles pedir préstamos asiduamente podrás beneficiarte de ser nuevo cliente y no pagar intereses por él.

Una vez tengas claro que la solución a tu imprevisto se solventa con un préstamo rápido, es muy recomendable utilizar un comparador de préstamos que nos permita elegir cuál es el mejor para nosotros. Gracias a la comparativa, podrás ver las características y precio de cada empresa prestamista, así como las ofertas para clientes y demás información de un solo vistazo, sin tener que ir visitando una por una la página web de cada empresa.

Además, realizando una comparativa de todas las opciones que hay en el mercado, al igual que con otros productos y servicios, te permitirá ahorrar en gastos innecesarios y obtener el préstamo que más se ajusta a lo que buscas.

Una vez elegido el préstamo rápido, ¿cómo realizo la solicitud?

Simplemente haz clic en el botón “solicitar préstamo” que aparece en la información de la compañía que has elegido. Al hacer clic irás directo a la página web de la empresa prestamista donde podrás realizar la solicitud.

Es posible que tengas que volver a incluir la cantidad de dinero que necesitas y el periodo de tiempo. La propia calculadora de la web de la compañía te permitirá confirmar la información que ya viste en el comparador, es decir, los intereses que tendrás que pagar o si puedes beneficiarte de alguna oferta determinada.

Una vez hayas incluido bien la cantidad y el plazo pincha en el botón “Solicitar”. Automáticamente te llevará a una página con un pequeño formulario donde tienes que incluir tus datos personales, datos de contacto (email y teléfono) y cuenta bancaria principalmente. Dependiendo de cada compañía te pueden pedir algún dato más.

¿Qué documentación me van a pedir para solicitar un préstamo?

Esta pregunta es muy común entre todas las personas interesadas en un préstamo online. Los préstamos rápidos se caracterizan por ser ágiles y sencillos, es decir, con poco papeleo y a través de una solicitud sencilla.

¡Así es! Y lo mejor de todo es que se puede hacer todo online, sin moverte de casa y sentado en el sofá. Aunque la documentación específica depende de cada compañía, sí que hay algunos documentos que suelen ser estándar a casi todas. Estos son:

En definitiva, son documentos que tienes a mano y para los que no tendrás que invertir apenas tiempo en buscar. Haciendo una simple fotografía de cada uno de ellos será suficiente. Sigue los pasos que te indica la compañía para hacer llegar la documentación; suele ser por email, subiéndola a la web o incluso por Whatsapp. Todo el proceso de solicitud completo no te llevará más de 15 minutos.