Encontrar el mejor préstamo personal, ¿qué debes tener en cuenta?

Un coche nuevo, una nevera, un móvil, unas vacaciones en el Caribe, una boda… todos tenemos este tipo de gastos personales en nuestro día a día. No obstante, y aunque sería genial poder disponer de una fuente de ingresos lo suficientemente grande como para afrontar este tipo de pagos, no siempre podemos contar con ello.

Estas ocasiones son absolutamente perfectas para recurrir a los créditos de consumo. Pero ante tantas opciones, en ocasiones puede resultar muy complicado escoger el mejor préstamo personal.

Para que no tengas que investigar sobre el tema, aquí te traemos todas las cuestiones y puntos que deberás tener en cuenta para escoger el mejor préstamo personal que se adapte a tus necesidades.

¿Qué son los préstamos personales?

Cualquier préstamo, es en realidad un contrato oficial entre une entidad, que presta cierta cantidad de dinero, y un usuario, que es el que pide esa cantidad. En el propio pacto, y de forma escrita, quedan reflejadas las condiciones de dicho préstamo.

Este tipo de créditos, también conocidos como préstamos de consumo, son los más habituales cuando se trata de adquirir productos como un coche o un electrodoméstico, así como para pagar toda clase de experiencias como unas buenas vacaciones o una gran boda.

¿Qué hay que tener en cuenta para encontrar el mejor préstamo personal?

Ya hemos comentado que no siempre resulta sencillo escoger la mejor opción cuando se trata de préstamos. Cada vez existen más entidades y alternativas en el mercado, con lo que distinguir cuál es la mejor opción no siempre es una tarea simple. Estas son las cosas que deberás tener en cuenta antes de tomar una decisión:

¿Cómo escoger el mejor préstamo personal?

Existen dos tipos de entidades principales que ofrecen créditos personales: los bancos y las entidades de créditos rápidos. La principal diferencia es que en el primer caso, se necesita de mucho más papeleo y los procesos son bastante más largos. No obstante, los microcréditos solo ofrecen préstamos de pequeñas cantidades, y sus intereses son muchísimo más altos. Estos son los puntos que deberás tener en cuenta al comparar distintos tipos de préstamos personales: